Red WLAN ¿Qué es, cómo funciona y en qué se diferencia de una red LAN?

En la informática, pocas cosas han sido tan transcendentales como las redes. Estas permiten la conexión de múltiples equipos para que puedan intercambiar información de una manera mucho más eficiente, y en su concepto se escondía el mayor descubrimiento del siglo pasado; Internet.

Entre las redes más básicas y esenciales tenemos las de área local, esas que se conforman por los equipos conectados en un área específica, como podrían ser las del edificio de una gran empresa. Actualmente ha nacido una nueva versión de estas, que se apoya en la tecnología wireless o inalámbrica, y que definiremos en este artículo.

¿Qué es una red WLAN y para qué sirven en informática?

¡Compara entre cientos de tarifas y elige la ganadora! 🏆

WirelessLAN

WLAN o Wireless Local Area Network, es una red de área local que no utiliza cables, y en la que los equipos que la conforman se conectan por señales de microondas o inalámbricas. Un claro ejemplo de estas son los equipos conectados en nuestros hogares, como podría ser los equipos conectados a un altavoz inteligente como Amazon Alexa o Google Assistant.

La característica más importante para ser clasificadas como locales es el hecho de que se encuentren en un mismo edificio, ya que si se expanden fuera de este pasarían a ser otro tipo de red mucho más amplias, como una WMAN o una WWAN.

¿Cómo funcionan las redes WLAN para establecer conexiones sin cables totalmente inalámbricas?

El funcionamiento de una red inalámbrica de área local es bastante sencillo a nivel técnico, pero antes de que pretendas entenderlo, es importante que conozcas los elementos más importantes de esta:

Enrutador o router: el enrutador es un dispositivo que recibe información y la reparta al resto de equipos dentro de la red, es un elemento indispensable para permitir la conexión de varias computadoras en una red local, ya que todas ellas deberán estar conectadas a este para posteriormente comunicarse con los demás nodos. En el caso de las WLAN se utiliza un enrutador inalámbrico, el cuál transforma los datos recibidos en ondas de radio para posteriormente compartirlas con los miembros de la red en cuestión.

Una vez que entiendes lo que es un enrutador, se te hace mucho más sencillo entender lo que sería una red de área local inalámbrica y cómo funciona.

El funcionamiento de una red WLAN es bastante sencillo; todos los equipos de la red se conectan al enrutador, el cual recibe datos de estos e identifica su origen, para posteriormente hacerlos llegar a su destino, que sería otro dispositivo dentro de la red.

Los enrutadores cuentan con varios canales, y estos funcionan de manera independiente. Esto permite que se realicen tareas simultáneamente entre dichos canales sin que interfieran entre sí, agilizando mucho más las comunicaciones dentro de la red.

¿Cuáles son las principales características de una red Wireless LAN?

Las redes WLAN se caracterizan por dos rasgos principales, ya que en caso de no tenerlos se convertirían automáticamente en otro tipo de red, estas serían:

  • Radio de acción: interpretamos este termino como el área en la que se encuentran los equipos que forman parte de la red en cuestión. Las redes de área local se caracterizan por ocupar una zona reducida, que generalmente se traduce en un mismo inmueble, ya que si se extienden más allá de este serían otro tipo de red informática.
  • Wireless: por último está su evidente uso de la tecnología inalámbrica en lugar de usar cables para conseguir la conexión entre los equipos que la conforman.

¡Desde 6,99€/mes o suscripción de 1 año por solo 69,99€! 📺

Oferta Disney Plus

Otra característica que podemos mencionar sobre estas redes tan pequeñas es que permiten una comunicación P2P, en la que no existen ningún tipo de intermediario entre las comunicaciones de cada uno de los nodos de la red.

WLAN vs red LAN ¿En qué se diferencian y qué usos tienen?

Las redes WLAN son una nueva versión de las redes LAN, pero esto no significa que una sustituya a la otra completamente, ya que ambas son alternativas viables para conseguir la conexión de múltiples dispositivos dentro de un mismo hogar o edificio. Sin embargo, hay ciertas diferencias entre cada una que son importantes de resaltar.

Uso de cables

La diferencia más evidente entre una y otra está en la dependencia del LAN del cableado, mientras que las WLAN prescinden de este. Este factor hace que la segunda sea mucho más práctica y fácil de instalar, así como también más económica, ya que no necesitas invertir en varios metros de cable para conectar, por ejemplo, el ordenador de la habitación principal con la impresora del salón o viceversa.

Velocidad de transmisión

Si bien actualmente contamos con tecnologías muy potentes, sigue habiendo una importante brecha en la velocidad de la transmisión de datos entre una red LAN y una WLAN, siendo la primera mucho más eficiente en ese sentido. Sin embargo, con la llegada del estándar IEEE 802.11ax, se podría acortar esta brecha y conseguir conexiones inalámbricas tan potentes como las cableadas, como sería el caso del revolucionario WiFi 6.

Seguridad

En lo que se refiere a seguridad, las redes LAN son casi infranqueables, ya que para que alguien pueda acceder a ellas se necesita tener acceso directo a uno de los hardware de la misma. Las WLAN no pueden presumir de lo mismo, ya que al utilizar una señal por microondas u ondas de radio, esta puede ser interceptada por un dispositivo externo a la red, y así permitir que cualquiera esté al alcance de los datos que se intercambian por esta vía.

La gran deuda de las WLAN se encuentra precisamente en la seguridad, ya que dejan muchos flancos abiertos para que terceros las ataquen. No es extraño conocer personas que tienen fallas de seguridad con su WiFi, el cual es el menor de los problemas, ya que una persona con verdaderas intenciones maliciosas podría acceder a mucha más información personal que simplemente robar un poco de internet.

Si bien cada año se desarrollan nuevas medidas de seguridad, especialmente en lo relacionado a la criptografía de estas, el simple hecho de que cualquiera dentro del radio de acción de la red pueda captar e interceptar la señal de la misma, hace que también sea muy sencillo desarrollar formas de violentar la red.

¿Cuál es mejor?

En términos técnicos, las redes LAN superan ampliamente a las WLAN, tanto en velocidad y estabilidad, como en seguridad de la red, de eso no hay ninguna duda. Sin embargo, para usos cotidianos resulta más práctico contar con una red inalámbrica ya que esas diferencias en velocidad no se notan para usos domésticos como podría ser ver vídeos en Internet o enviar una orden de ejecución a una impresora dentro de casa. En cambio, si nos referimos a términos empresariales, las grandes corporaciones siempre preferirán redes cableadas.

Topologías de las redes WLAN ¿Cuáles son las más utilizadas?

WLAN

Cerramos nuestro artículo hablándote de un elemento muy importante en lo referente a las redes informáticas; las topologías. Este término se refiere a la manera en la que se estructura y organizan los elementos de una red. A continuación te presentamos cuáles son los más utilizados en la actualidad.

Topología Ad-hoc

Conocida también como red de pares, es la más común y utilizada en la actualidad. Se trata de una topología que permite la comunicación entre redes con una cantidad de equipos bastante pequeña, que no requieren el apoyo de ningún tipo de dispositivo auxiliar. En algunos casos, se crean de manera temporal, para establecer conexiones cortas.

Topología de Infraestructura

Es todo lo contrario a la anterior, y si bien permite la conexión de muchos más equipos de forma conjunta, son independientes de un dispositivo auxiliar (AP o Access Point), el cual es el centro de todas las comunicaciones. El problema con ellas es que si ocurre algún error con el AP, la comunicación entre todos los dispositivos se cae. Es posible que este concepto te parezca familiar ya que es la topología que utilizamos en nuestros hogares al conectarnos a un enrutador WiFi, que en este caso sería el punto de acceso antes mencionado.

MESH

La topología Mesh o en forma de malla es una de las más potentes y que permiten la conexión de múltiples dispositivos al mismo tiempo. En ella todos los equipos se transmiten señal entre ellos, como por ejemplo sería un salón en el que activamos el tethering de nuestros móviles para dar conexión a varios ordenadores, y estos a su vez la comparten con otros, creando así una enorme telaraña en la que todos los dispositivos se conectan entre sí.

¡Compara entre cientos de tarifas y elige la ganadora! 🏆


Entradas relacionadas

Tarify.Win! el comparador libre y 100% independiente